Sé eficiente: 3 formas de ahorrar dinero y aumentar la eficiencia con un servidor moderno

Ser eficiente significa hacer más con menos, maximizar la eficiencia y obtener el máximo valor de cada inversión. Es más que hacer buenos negocios. Se está convirtiendo en una necesidad en el entorno hipercompetitivo de hoy en día.

Y uno de los mejores lugares para comenzar es con tus sistemas de TI. Si tu empresa usa los servidores locales, la actualización a un sistema operativo de servidor moderno,  puede ayudar a que seas eficiente y permanezcas de esa manera.

Virtualiza de forma más inteligente

La virtualización lleva varios años. En el nivel más básico, significa ejecutar varias “instancias” de un sistema operativo en un solo servidor físico, en lugar de tener un servidor independiente para cada sistema operativo o aplicación. Significa que puedes usar más de la capacidad que ya tienes en lugar de comprar nuevo hardware a medida que crece la empresa y agrega servidores. La virtualización es una tecnología madura que casi cualquier empresa puede adoptar con facilidad para ahorrar dinero y aumentar la eficiencia.

La virtualización requiere de un software denominado “hipervisor”. Esto ayuda a que administres la virtualización del servidor para que puedas ahorrar aún más dinero, a la vez que obtienes la funcionalidad que necesitas, estrechamente integrada con el sistema operativo. Eso es eficiencia.

La protección de los datos empresariales fácil y asequible

¿Cuándo se recuperaría tu empresa de una inundación, un incendio, un robo u otro desastre que destruya el hardware del servidor? Si no estás replicando los datos en otra ubicación, la respuesta podría ser “nunca”.

En el pasado, la replicación del servidor era una tecnología compleja que se debía adquirir por separado, pero ahora viene incluida. Si deseas una recuperación ante desastres que sea realmente eficiente, incluso puedes replicar sin problemas en la nube. De ese modo, tus datos permanecen seguros en los centros de datos de clase empresarial sin importar lo que suceda en la oficina, y no tienes que comprar hardware adicional para que funcione.

Almacena más, paga menos

Si eres como la mayoría de las empresas, tus necesidades de almacenamiento siguen creciendo, pero el presupuesto de almacenamiento no lo hace. Es cierto que el costo por gigabyte de almacenamiento continua disminuyendo. No obstante, lograr los niveles de rendimiento que necesitas puede ser costoso, en especial si usas las soluciones de Red de área de almacenamiento (SAN).

Fuente: Microsoft.com